25 octubre, 2016

Oscar 2017: Las películas extranjeras más destacadas

85 países han presentado este año sus candidatas para las nominaciones a los Oscar en la categoría de Película de Habla no Inglesa. Como cada edición, ésta es la categoría más impredecible y sobre la que menos posibilidades hay de acertar una quiniela. Según los reglamentos de la Academia de Hollywood, son películas estrenadas en sus respectivos países antes del 30 de septiembre, seleccionadas como representantes por las academias de cada nacionalidad.

De las 85 candidaturas previas, se elegirá una shortlist de nueve películas que pasarán a la segunda fase de votaciones entre las que finalmente saldrán las cinco nominadas. Nombres como los de Paul Verhoeven, Brillante Mendoza, Pedro Almodóvar, Xavier Dolan o Cristi Puiu son algunos de los que este año optan a los premios de la Academia. Y algunos títulos ya comienzan a destacar como probables candidatos finales a los Oscar.

Elle / Francia
Paul Verhoeven

El thriller psicosexual que ha devuelto a Paul Verhoeven al circuito de festivales ha tenido opiniones encontradas desde su estreno en Cannes, pero lo cierto es que es una de las opciones más claras para las nominaciones al Oscar. Su protagonista, Isabelle Huppert, suena también con posibilidades de cara a ser finalista como Mejor Actriz, y hay que reconocer que su trabajo es una de las claves de la contundencia narrativa de esta producción que ha dirigido el holandés con capital francés. A su favor juega, al margen de su buena trayectoria en festivales como Londres, Melbourne o San Sebastián (aunque sin premios), el hecho de que Verhoeven es un nombre conocido en la industria de Hollywood, donde ha desarrollado una carrera comercial con grandes títulos de éxito.



D'Ardennen / Bélgica
Robin Pront

El debutante director de esta producción belga sorprendió con una historia de cine negro en torno a un triángulo amoroso y violento formado por dos hermanos y una chica, que tuvo diez nominaciones en los premios nacionales de Bélgica, aunque finalmente solo consiguió el de Mejor Vestuario. Curiosamente, sin embargo, ha sido seleccionada como la representante belga, pasando por encima de la última película de los hermanos Dardenne, La file inconnue (Jean-Pierre y Luc Dardenne, 2016), seleccionada en el Festival de Cannes. La contundencia de su propuesta, junto a un trabajo de dirección y fotografía sobresalientes, que juega con inteligencia con la construcción formal (esos constantes planos a través de cristales y espejos que nos muestran la contraposición entre los dos hermanos protagonistas), le da suficientes posibilidades para acabar en la lista de nominados al Oscar,  teniendo en cuenta el precedente de Bullhead (Michael R. Roskam, 2011), cuyos productores ya conocen la dinámica de la carrera por el Oscar.



The salesman / Irán
Asghar Farhadi

También conoce bien la trayectoria hacia el Oscar el director Asghar Farhadi, responsable de Nader y Simin, una separación (2011), que ya ganó el premio de la Academia de Hollywood e incluso fue nominada al Mejor Guión. De nuevo estamos ante una historia pegada a la realidad pero contada con los resortes del thriller, jugando con el suspense y la tensión en escenas resueltas con maestría por su director. En Cannes logró los premios a Mejor Actor y Mejor Guión, y éste vuelve a sonar también como probable candidato al Oscar, máxime cuando se trata de una adaptación de "La muerte de un viajante", la inmensa obra teatral de Arthur Miller, trasladada a las calles de Teherán. Sin duda se trata de la película que, junto a Elle (Paul Verhoeven, 2016) más posibilidades tiene de estar entre las cinco finalistas, con una unánime buena acogida por parte de la crítica.



Neruda / Chile
Pablo Larraín

Pablo Larraín se ha convertido en los últimos años en uno de los realizadores latinos de mayor proyección en Hollywood. Su espléndido thriller El club (2015) le ha abierto las puertas del cine norteamericano, hasta el punto que podría establecer un precedente inédito si finalmente sus dos películas de 2016 son nominadas al Oscar: por un lado Jackie (2016), retrato de Jackie Kennedy protagonizado por Natalie Portman, y por otro, esta otra biografía en torno a la figura del poeta Pablo Neruda, presentada en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes. La película, aunque tiene una estructura formal no demasiado convencional que podría quitarle méritos, tiene entre sus ventajas el estar coprotagonizada por Gael Garcia Bernal, un actor reconocido en Hollywood (ganador del Globo de Oro por la serie Mozart in the jungle (2015-)) y la buena acogida que ha tenido el propio director, cuya película No (2012) ya fue nominada como Film de Habla no Inglesa.



Desierto / México
Jonás Cuarón

Gael García Bernal también podría estar también presente doblemente en los Oscar de 2017, ya que es el protagonista de esta thriller fronterizo dirigido por el hijo de Alfonso Cuarón y co-guionista de Gravity (2014), ganadora de 7 Oscar. La película plantea, con un poderoso trabajo de dirección, una caza entre hombres que se desarrolla en la frontera entre México y Estados Unidos, consiguiendo imbuirnos de un ejercicio de suspense sobre la supervivencia que funciona en todo momento, gracias también a la tenebrosa música del compositor francés Woodkid. La experiencia de Alfonso Cuarón en Hollywood puede ser una baza importante (de hecho la campaña de marketing en Estados Unidos la anuncia como una nueva película de los creadores de Gravity (2014), aunque Alfonso Cuarón ni siquiera ejerce como productor), y la temática sobre la inmigración planteada en forma de cine de género, es una tarjeta de presentación inmejorable.



Fuocoammare / Italia
Gianfranco Rosi

La elección de esta película como la representante italiana ha sido algo controvertida en su país, no tanto por los valores evidentes de este documental sobre el drama de la inmigración en la zona costera de Lampedusa, sino precisamente por el hecho de seleccionar un documental. Paolo Sorrentino mostró su disconformidad con la selección, argumentando que le podía dar menores posibilidades de cara a la posible nominación. Y de hecho la película suena más como posible candidata a Mejor Documental que en la categoría que nos ocupa. Luxemburgo también ha elegido un documental como representante, Voices of Chernobyl (Pol Cruchten, 2016), aunque éste tiene menos posibilidades. Fucoammare logró el Oso de Oro en el Festival de Berlín con la actriz Meryl Streep como presidenta del jurado, por lo que podría tener una buena aliada en su carrera al Oscar. Y desde luego este espléndido docudrama que nos introduce en la vida diaria de los escasos habitantes de Lampedusa, entrecortada por el drama de los miles de inmigrantes que tratan de llegar a Europa, es merecedor de alguna nominación.



Pequeno segredo / Brasil
David Schurmann

La controversia también se ha manifestado en la selección de la película brasileña de este año, que finalmente ha recaído en esta película basada en hechos reales sobre tres historias en diferentes partes del mundo que se conectan por un secreto común. Al margen de los valores de la película, la elección estuvo marcada por la polémica después de que la principal favorita, Aquarius, de Kleber Mendonça Filho, protagonizada por Sonia Braga y presentada en Cannes, fuera descartada por la comisión encargada tras la oposición manifiesta que tomó su equipo principal en contra de la destitución de la presidenta Dilma Rousseff (incluyendo carteles en la alfombra roja). En solidaridad con esta decisión política, directores como Gabriel Mascaro, Anna Muylaert o Amy Curitiba retiraron sus películas de la lista de posibles candidatas a representar a su país, argumentando la injusticia que se estaba cometiendo. Esta controversia puede no ayudar a Pequeno segredo a estar entre las nominadas al Oscar, pero su condición de visión internacional o la presencia de actores anglosajones como Errol Shand o Fionnula Flanagan pueden jugar a su favor.



Desde allá / Venezuela
Lorenzo Vigas

El drama de temática homosexual dirigido por Lorenzo Vigas está presente en muchas de las quinielas que apuestan por las películas que podrían estar nominadas al Oscar. Ganadora del León de Oro en Venecia en 2015, esta historia sobre la relación entre un hombre en la cincuentena y un adolescente de la calle, con esa lectura ambigua en torno a la homosexualidad, tiene la valentía de tratar un tema nada presente en la exigua filmografía venezolana, y sería además la primera nominación al Oscar para ese país. En su contra puede jugar, sin embargo, la propia temática y su parecido argumental con la película colombiana La virgen de los sicarios (Barbet Schroeder, 2000).



Afterimage / Polonia
Andrzej Wajda

A pesar de del prestigio de su director, cuatro veces nominado al Oscar, su última película no parecía tener demasiadas posibilidades este año. Pero su repentino fallecimiento el pasado 9 de octubre ha colocado de nuevo a la película como una de las probables candidatas a los premios de la Academia. Ésta ya había reconocido su trayectoria en 2000 con un Oscar Honorífico, y se trata de uno de los nombres europeos más respetados en la cinematografía norteamericana, a pesar de que nunca trabajó allí. La película se centra, como buena parte de su cine, en un retazo de la historia de Polonia, acercándose a la figura del artista Wladyslaw Strzeminski, que se enfrentó a la ortodoxia estalinista. Con 90 años, Andrzej Wajda se embarcó en un fresco histórico realizado con los resortes del cine clásico, lo que también es una ventaja de cara a los veteranos miembros de la Academia de Hollywood. Si finalmente fuera nominado y ganara el Oscar, sería la primera vez que se entrega un galardón póstumo en esta categoría.



Toni Erdmann / Alemania
Maren Ade

Resulta algo extraño que un país como Alemania, que no se caracteriza precisamente por su sentido del humor, haya seleccionado una comedia algo absurda como su representante para los Oscar. Esta historia sobre un padre algo particular que de pronto regresa a la vida de su hija, viene avalada sin embargo por el Premio FIPRESCI del Festival de Cannes y por el beneplácito general de la crítica internacional. Y eso a pesar de tratarse de una comedia que además dura más de dos horas y media, y que gira en su mayor parte alrededor del buen trabajo de un actor veterano como Peter Simonischek, sobre el que recae buena parte de su comicidad.



Juste la fin du monde / Canadá
Xavier Dolan

Otro de los títulos premiados en el Festival de Cannes, en este caso con el Gran Premio del Jurado, es la primera posibilidad del reconocido actor y director Xavier Dolan de conseguir una nominación al Oscar. En la línea de disecciones sobre la familia como Yo maté a mi madre (2009) o Mummy (2014), aquí cuenta una reunión familiar en la que se desvelará una tragedia que hará relucir la difícil relación entre sus miembros. El cine de Xavier Dolan tiene efectos diversos en la crítica, y ese puede ser su principal problema de cara a los Oscar; sin ir más lejos, la crítica española arremetió unánimemente contra esta película en su pase en el Festival de Cannes. A su favor, un predicamento a nivel internacional que se ha ido amoldando con el paso de los años. Aunque ciertamente no se encuentra entre los favoritos.



The age of shadows / Corea del Sur
Kim Jee Woon

Corea del Sur presenta a uno de sus directores estrella, Kim Joe Woo, responsable de excelentes ejercicios de cine de género como Dos hermanas (2003), El bueno, el malo y el raro (2009) o I saw the devil (2010), pero que nunca ha competido por el Oscar. Quizás este año, que se embarca en una trama de espías al estilo clásico, puede tener mayores posibilidades de cara a las nominaciones, aunque ni siquiera el año pasado Steven Spielberg con El puente de los espías (2015) terminó por lograr demasiados reconocimientos. Para muchos, la merecedora de representar a Corea del Sur este año debería haber sido The handmaiden (Chan-wook Park, 2016), de otro de sus realizadores más destacados, Premio del Público en el pasado Festival de Sitges, pero quizás su trama de misterio con toques lésbicos no hubiera encajado bien con los gustos de los miembros de la Academia.



Sieranevada / Rumanía
Cristi Puiu

A pesar de su trayectoria en festivales internacionales, el rumano Cristi Puiu tampoco ha conseguido por el momento ser finalista para el Oscar de Hollywood. Este año presenta el drama Sieranevada, una historia de reencuentro familiar de casi tres horas que tiene como trasfondo los atentados contra el periódico satírico Charlie Hebdo y, por extensión, las teorías conspirativas en torno a los atentados del 11 de septiembre en Nueva York. Es una de las tres producciones rumanas que este año se vieron en el Festival de Cannes, junto a Bacalaureat (Cristian Mungiu, 2016) y Câini (Bogdan Mirica, 2016), y curiosamente la única de las tres que no consiguió ningún galardón. Las encontradas críticas que tuvo en Cannes y el hecho de que Cristian Mungiu lograra el premio al Mejor Director podría hacer pensar que la representante rumana para los Oscar debería haber sido Bacalaureat (2016), pero quizás la inclusión de un tema como el terrorismo juegue a su favor.



Under sandet (Land of mine) / Dinamarca
Martin Zandvliet

¿Qué ocurre con los perdedores de la guerra? La película seleccionada por Dinamarca nos plantea una historia de posguerra tras la II Guerra Mundial que tiene como protagonistas a un grupo de jóvenes nazis que son obligados, como lo fueron más de 6.000 prisioneros alemanes, a desactivar las minas que las tropas germanas habían dejado en su invasión danesa. Fuera de disquisiciones políticas, el director plantea una historia básicamente humana, que desarrolla la especial relación que se establece entre estos adolescentes y el sargento danés que los vigila. Ganadora del Premio del Público en el Festival de Gijón, Land of mine plantea una historia de prisioneros de guerra, al estilo de Feliz Navidad, Mr. Lawrence (Nagisa Ôshima, 1983), que va más allá del enfrentamiento militar para enfocarse en la humanidad de sus protagonistas, y en una dura visión de esa posguerra en la que, al final, las víctimas se convierten en verdugos. De cara al Oscar tiene la ventaja de ser una de esas películas de estilo clásico que tanto gustan a los académicos. Perfecto trabajo actoral de sus jóvenes protagonistas y precisa interpretación de Roland Møller, que disecciona en su rostro las contradicciones morales a las que se enfrenta su personaje.



Sparrows / Islandia
Rúnar Rúnarsson

En el cortometraje Two birds (Rúnar Rúnarsson, 2008), el joven director islandés ofrecía, a través de una dura anécdota vital, la visión de las contradicciones y temores de la adolescencia. Ahora, y con el mismo protagonista ya crecido, Atli Oskar Fjalarsson, envuelve esa anécdota de un contexto que, lejos de alargar la historia como ocurre en otras ocasiones, lo que hace es complementar a la perfección la narrativa que nos mostraba en el corto. La película habla de la adolescencia del protagonistas cuando tiene que viajar desde Reikiavik hasta un pequeño pueblo de los fiordos donde la vida pasa lentamente pero que, precisamente por eso, esconde sentimientos latentes de violencia y deshumanización. Ganadora de la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián de 2015, Sparrows se mueve con terrenos quizás ya transitados en otras películas, pero lo hace con una sensibilidad y una capacidad para transmitir el sentimiento de encierro que vive el protagonista en medio de tanta aparente libertad. Su ya larga travesía por festivales internacionales y norteamericanos como Chicago o Seattle dan a esta película buenas perspectivas para situarse entre los títulos nominados este año.



A man called Ove / Suecia
Hannes Holm

El principal reclamo de esta comedia seleccionada por el Swedish Film Institute para representar a su pais en los Oscar es la novela en la que está basada, Un hombre llamado Ove (Grijalbo, 2014) escrita por el periodista Fredrik Backman que el New York Times colocó en la segunda posición de los libros más vendidos. Este éxito literario en Estados Unidos ofrece buenas posibilidades, a pesar de que la película no tiene el perfil habitual de las seleccionadas en esta categoría: es una comedia, no ha pasado por ningún gran festival internacional y no ha obtenido importantes premios. Sin embargo, ha sido un éxito de taquilla en su país, logrando el quinto puesto entre las películas más taquilleras de la historia en Suecia y el personaje, un anciano cascarrabias enfrentado al mundo, tiene la suficiente profundidad como para sostener sin ambages los mejores momentos de una película algo irregular, por supuesto gracias en parte al trabajo del actor Rolf Lassgard.



Julieta / España
Pedro Almodóvar

Aunque finalmente fue seleccionada por la Academia de Cine Español por encima de las otras preseleccionadas, El olivo (Icíar Bolláin, 2015) y La novia (Paula Ortiz, 2015), no parece este año muy proclive para que Pedro Almodóvar vuelva a estar nominado. A tenor de la tibia acogida que tuvo en el Festival de Cannes, y la reacción más bien intrascendente de la crítica internacional, la película juega a su favor, al margen del propio de Pedro Almodóvar, con los resortes del melodrama puro, y el regreso del director a esos personajes femeninos que tan buenos resultados le dieron en otras ocasiones. Pedro Almodóvar ha ganado dos Oscar por Todo sobre mi madre (1999), en la categoría de Mejor Película de Habla no Inglesa y por el Guión Original de Hable con ella (2002), siendo nominado también como Mejor Director, pero su primera nominación llegó con la clásica Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988). Sin embargo, desde 2002 no ha vuelto a colocar ninguna de sus películas entre las candidatas.







Julieta se editó en DVD el 21 de septiembre
Neruda se estrenó el 23 de septiembre
Elle se estrenó el 30 de septiembre

Fuego en el mar (Fuocoammare) se estrenó el 14 de octubre
Desde allá se edita en DVD el 26 de octubre

Un hombre llamado Ove se estrena el 2 de diciembre
Solo el fin del mundo se estrena el 9 de diciembre

Desierto se estrena el 6 de enero