20 julio, 2010

Melodías desde Grecia

En Primera Fila os presentamos este verano una recopilación de programas monográficos que dedicamos a trabajos concretos o compositores que habitualmente se acercan a nuestro programa. Pero también nos introducimos en sonidos diferentes que provienen de nombres recién incorporados al mundo de la música de cine. Una colección de programas ecléctica que nos introduce en la música más interesante del momento.

Nuestra cita con la música de cine nos acerca a una de las pocas mujeres compositoras que han conseguido mantener una carrera solvente en el mundo del cine, aunque su trabajo no se circunscribe exclusivamente a la gran pantalla. Eleni Karaindrou tiene un sonido característico, repleto de melodías que te atrapan y siempre conectadas con la tradición musical de Grecia. Su colaboración con Theo Angelopoulos a lo largo de todos estos años ha dado lugar a bandas sonoras inolvidables como Paisaje en la niebla o La mirada de Ulises. Nuestro recorrido de esta semana pasa por dos de sus últimos trabajos para la televisión y el cine. 
 
Por un lado, la serie To 10, una producción de 13 episodios que se estrenó en 2007 y que contiene una extensa banda sonora que discurre principalmente en conexión con los sonidos que surgen del profundo conocimiento del folclore musical mediterráneo que caracteriza las composiciones de Eleni Karaindrou.

En el mismo programa, presentamos la última colaboración con el director Theo Angelopoulos para su película Dust of time, que protagoniza Willem Dafoe, y que pertenece a la trilogía en la que el realizador griego viene haciendo un repaso a la historia de su país. Aquí la música de Karaindrou, como en la mayor parte de sus trabajos para Angelopoulos, sigue los cauces melódicos que la han convertido en una de las compositoras más destacadas del cine europeo. Acercándose a algunas tonalidades que introducen elementos jazzísticos, pero manteniendo esa capacidad para engancharnos a través de temas de gran belleza.

Eleni Karaindrou sigue dándonos muestras de su capacidad para atrapar las emociones a través de la música. Por eso esta semana, en este homenaje que hacemos a una Grecia que intenta salir de la bancarrota, nos dejamos llevar por sus melodías.