26 febrero, 2010

La música de cine se ve

Frente a la escasez de acontecimientos de música cinematográfica en nuestro país, la única opción que queda a los aficionados es cobijarse en los DVD editados recientemente de conciertos de música de cine o de obras autónomas de músicos conocidos por sus aportaciones a la gran pantalla. 

Asistir a un concierto del único maestro clásico de la música de cine que sigue trabajando con creatividad es siempre un placer. Ennio Morricone es posiblemente el autor de bandas sonoras más influyente de la historia de la música cinematográfica, por no decir uno de los más populares (con permiso, claro, de John Williams, últimamente más dedicado a sus obras autónomas y responsabilidades como director de orquesta). Pero tener la oportunidad de ver el concierto que ofreció en la Plaza San Marco de Venecia en 2007, con el estreno de su obra Voce dal silenzio dedicada a las víctimas del atentado del 11 de septiembre, que había presentado meses antes en la sede de las Naciones Unidas y en su única gira de conciertos por Estados Unidos, el año que recogió su Oscar Honorífico. 

El DVD incluye el concierto completo en una Plaza bellamente iluminada y con la Sinfonietta di Roma, habitual orquesta del compositor, y nos transporta a aquellos sonidos clásicos del Morricone de siempre, el de las bellas melodías y sus frases musicales de perfecta construcción. No faltan los temas de siempre (El bueno, el feo y el malo, La Misión, Los intocables, Cinema Paradiso, Érase una vez en América...), pero también hay tiempo para otros trabajos menos conocidos (Maddalena, La batalla de Argel, Queimada...). Y todo ello en un concierto que, viéndolo en DVD, debió ser inolvidable para los que asistieron en directo. 

Sólo hay que hacer algunas matizaciones decepcionantes: 1. Que, según el propio Ennio Morricone confiesa, la obra Voci dal Silenzio no se interpretó el día que se grabó el concierto en Venecia por lo que la grabación que se incluye es la que tuvo lugar en las Naciones Unidas, de calidad bastante inferior. 2. Sobra la entrevista al director del Casino de Venecia, por mucho que fueran los patrocinadores. Es una concesión que maestros como Morricone no necesitan. 3. La inclusión de imágenes de Venecia a lo largo del DVD le da un carácter "turístico" que también sobra, y más si se hace de la forma tan cursi como lo hace su hijo Giovanni Morricone, responsable de estos fragmentos poéticos. 

Sorprendente éxito de ventas estas Navidades en España, Ennio Morrricone in Venice (en sus tres ediciones, la de lujo incluyendo los 2 CD, el DVD y un libro con comentarios del compositor, sólo en inglés) ha sido una de las ediciones más gratas de los últimos meses.

En España son pocos los compositores de música de cine que tienen su propio concierto en DVD, y no es extraño que quien lo tenga sea Roque Baños, quizás uno de los autores que mejor saben promocionar su propia obra. También se ha editado en los últimos meses un concierto que Roque Baños dirigió en Córdoba, con la espléndida Orquesta Sinfónica de Córdoba y el Coro Ziryab, que se grabó en 2008 en el Teatro de la Axarquía. La grabación, realizada con menos recursos técnicos que la de Morricone, en su mayor parte con planos fijos contiene en 1 DVD y 2 CD buena parte de la obra de Roque Baños, incluído el estreno de la Sinfonía Aragonesa, una obra autónoma del autor. 

Roque Baños en concierto ofrece un buen repaso, de cuidada selección, a las bandas sonoras más conocidas de un compositor que tiene esa capacidad para adaptarse sin aparente esfuerzo a cualquier estilo. Como material adicional, incluye algunas entrevistas al propio compositor, al director del Coro Ziryab y al director de la orquesta que, aunque no aporta mucho, sí es justificable en este caso por la implicación de la Junta de Andalucía en la edición. Sorprende sin embargo, la decisión de eliminar, tanto en los CD como en el DVD parte de los aplausos del público, lo que le da un carácter algo soso a la grabación. 

Por último, nos referimos a la edición en DVD de dos conciertos del compositor chino Tan Dun, conocido por sus colaboraciones con Zhang Yimou y Ang Lee en El banquete, Tigre y dragón o Hero, lamentablemente editados por separado, cuando se podría haber hecho una edición conjunta de sus Paper Concert and Water Concert, dos propuestas presentadas en 2007 con la Royal Stockholm Philharmonic Orchestra. Utilizando como instrumentos de percusión fragmentos de papel o cubas de agua, Tan Dun consiguió el reconocimiento de la crítica gracias a esta singular composición sinfónica que tiene un origen casi filosófico, como reflejo de la influencia de los sonidos recreados por la propia naturaleza. Se dice en uno de los extras del DVD que Tan Dun es un músico visual, y él repite constantemente que le gusta que la música también se vea. Y desde luego lo consigue, con una puesta en escena cuidada y un sonido espectacular. 

Estos DVD cuentan con una calidad de imagen y sonido espléndidos, superior a los anteriores, y sorprende que aún no se publiquen este tipo de obras en bluray. Es interesante el material adicional, con entrevistas al compositor, al que da gusto escuchar, y a los solistas que consiguen sacar del agua y el papel los sonidos más envolventes. Y con un curioso fragmento en el que el propio Tan Dun muestra cada uno de los instrumentos de agua y papel que forman parte de los conciertos. Pero como decía, y para lamento de nuestros bolsillos, la editora Opus Arte parece haber querido rascar algo de dinero y ha decidido publicarlos por separado, cuando lo más lógico es que se hubieran editado juntos.