16 diciembre, 2016

Premios 2017: Preguntas sin resolver

Esta semana hemos tenido una buena sesión de nominaciones a premios cinematográficos: que si los Globos de Oro, que si los Screen Actor Guild, que si los Premios Forqué, que si los Goya..., además de las muy esperadas listas de candidatos al Oscar a Mejor Banda Sonora y Film de Habla no Inglesa. Como cada año nos sorprenden algunas decisiones que se supone que vienen amparadas por los reglamentos... o no. Lo cierto es que en esta última tanda de nominaciones han surgido algunas preguntas con difícil respuesta.

Pregunta 1. ¿Qué es una canción original?

El reglamento de la Academia de Cine de España, en el apartado de Mejor Canción dice: "Podrán optar a la Mejor Canción Original aquellos compositores de las canciones de las películas candidatas a los 31 Premios de la Academia que estén compuestas de letra y música en la que ambas sean originales y que hayan sido creadas expresamente para la película". La norma parece clara, ¿no? Pues este año nos han colado dos canciones nominadas que carecen de letra, aunque estén interpretadas por voces solistas. 

Por un lado, el tema "Descubriendo India", de Luis Ivars para la película Bollywood made in Spain (Ramón Margareto, 2016), cuya letra es algo así como "deerenaaa", que tiene reminiscencias hindúes. Al menos, esta canción tiene más "letra" que el tema "Muerte", compuesto por Zeltia Montes para el documental Frágil equilibrio (Guillermo García López, 2017), que podríamos resumir en un lacónico "eeeeaaaa". Está claro que, o los académicos no tienen ni idea de lo que es una canción o se pasan el reglamento por el forro. En todo caso, debería ser la propia Academia de Cine, cuyos premios de nuevo están patrocinados por una empresa de piratería de fragancias (con condena ratificada por el Tribunal Supremo), la que estableciera el filtro necesario para evitar que, como otros años, la más que innecesaria categoría de Mejor Canción (por el escaso nivel que cada año se presenta) cayera en el ridículo más espantoso. 



Pregunta 2: ¿Qué es un guión adaptado?

Los Globos de Oro han dejado este año algunas dudas en determinadas categorías, especialmente de cara a las posibilidades de algunas películas en las nominaciones de los Oscar. En el apartado a Mejor Guión se encuentra nominado Barry Jenkins por su trabajo para la muy destacada en la carrera de los Oscar Moonlight (Barry Jenkins, 2016), si bien es cierto que los Globos de Oro se han quitado el sambenito de discernir entre qué es un guión original y qué es uno adaptado. Moonlight no puede competir en los Oscar como Guión Original, según decisión de la Academia de Hollywood. El guión está basado en un tratamiento inacabado de una obra teatral que ni siquiera llegó a estrenarse; pero ello se supone que la descalifica para competir en la categoría de Guión Original. La productora, A24, sin embargo, no ha apelado la decisión porque parece que considera que la película podría tener, en el caso de nominación, más posibilidades en la categoría de Guión Adaptado, dadas las probables competidoras, que en la de Guión Original. 


También ha ocurrido algo parecido con Loving (Jeff Nichols, 2016), el drama interracial escrito por  Jeff Nichols, que se inspiró en el documental The loving story (Nancy Buirski, 2011), pero que se trata de la traslación de una historia real, lo cual en principio no debería haberle influido negativamente en su consideración de Guión Original. Bien es cierto que la directora de aquel documental, Nancy Buirski, aparece como productora ejecutiva de la película, lo cual da a entender una relación más estrecha con aquella película. Pero la productora, Focus Entertainment, ha decidido apelar la decisión de la Academia de Hollywood.



Pregunta 3: ¿Qué es una banda sonora original?

Esta semana se ha dado a conocer la lista de las 145 bandas sonoras que finalmente podrán optar a las nominaciones de los Oscar. Y, al igual que el año pasado sorprendió la descalificación de la música de Alva Noto y Ruichi Sakamoto para El renacido (Alejandro González Iñárritu, 2015), que podría haber supuesto un cuarto Oscar, este año se ha quedado fuera de las nominaciones, por descalificación, el espléndido trabajo del islandés Jóhann Jóhannsson para La llegada (Denis Villeneuve, 2016), que muchos ya vaticinaban como probable ganadora. 

La culpa de la decisión de la Academia de descalificar el trabajo de Jóhann Jóhannsson parece que la tiene Max Richter, que pasaba por allí. O, mejor dicho, el uso que el director ha hecho de su tema "On the nature of daylight", que forma parte importante de la película, como apertura y cierre de la historia. Para la Academia de Hollywood, una banda sonora no podrá ser candidata si: "1. Ha sido diluida por el uso de música preexistente; 2. Ha disminuido su impacto debido al uso de canciones o cualquier música no compuesta específicamente por el compositor candidato; y 3. Se ha elaborado con la música de más de un compositor."

El problema que plantea este reglamento es saber hasta qué punto la utilización de una música preexistente ocupa un lugar predominante en la relación entre la música y la película, por encima de la que se ha compuesto originalmente para la misma. En este caso, no lo creemos sinceramente, ya que el tema de Max Richter (usado en otras bandas sonoras) no menoscaba las composiciones de Jóhann Jóhannsson para la película. 

La Academia de Hollywood ha justificado la descalificación diciendo que los académicos podrían no distinguir realmente entre la música de Max Richter y la de Jóhann Jóhannsson, y podrían verse influídos por esta circunstancia. La productora de la película, Paramount, ha respondido que la música original ocupa el 85% de la película. Pero aquí la decisión es inapelable. Pues vale.


Las otras bandas sonoras descalificadas lo son con más coherencia. Por un lado, la de Lesley Barber para la película Manchester frente al mar (Kenneth Lonergan , 2016) debido al uso que, finalmente, decidió hacer el director de composiciones de música clásica que han dejado poco espacio para el espléndido trabajo realizado por Lesley Barber. En declaraciones a Variety, Lesley Barber se mostraba decepcionada: "Aunque entiendo que el uso de música del repertorio clásico puede ser consumo para que los miembros de la Academia puedan distinguir la música original, es obvio que no se trata de la base musical de la película." 


El trabajo de Kim Allen Kluge y Kathryn Kluge para la película Silencio (Martin Scorsese, 2016) también ha sido descalificado porque no parece estar lo suficientemente presente a lo largo de la historia. La Academia de Hollywood justifica la descalificación, en este caso, basándose en que, según su reglamento, "la música en una película debe servir de forma sustancial para subrayar la historia dramática". Pero no se sabe muy bien a qué se refieren con eso. 

Curiosamente, el año pasado el Oscar fue para Ennio Morricone por su trabajo para Los odiosos ocho (Quentin Tarantino, 2015), una banda sonora que estaba formada, en buena parte, por fragmentos que el director utilizó de la música de Morricone para La cosa (John Carpenter, 1982).  


Bonus track: Shortlist Oscar Film de Habla no Inglesa

Las previsiones no daban buenos presagios para Pedro Almodóvar este año, cuya película Julieta (Pedro Almodóvar, 2016) no ha terminado de cuajar ni siquiera en las nominaciones de los Goya, muy por debajo en número de nominaciones. En nuestros próximos posts comentaremos esta shortlist que la Academia de Hollywood dio a conocer ayer mismo, y en la que encontramos algunas sorpresas interesantes, como la ausencia de títulos latinoamericanos, a pesar de la destacada representación de títulos como la chilena Neruda (Pablo Larraín, 2016) por Chile, la mexicana Desierto (Jonás Cuarón, 2016) o la colombiana Desde allá (Lorenzo Vigas, 2016), y de títulos tan relevantes como Elle (Paul Verhoeven, 2016), aunque su actriz, Isabelle Huppert podría estar nominada como Mejor Actriz, o Fuego en el mar (Gianfranco Rosi, 2016).


El caso de la película francesa dirigida por Verhoeven es especialmente sangrante, dado que se trata de uno de los títulos con mayor relevancia a nivel de premios y por la que su protagonista, Isabelle Huppert, suena incluso como probable candidata al Oscar. El comité de selección de Películas Extranjeras, que vota la primera ronda, encabezado por Mark Johnson (productor de series como Breaking bad (AMC, 2008-2013)), ha argumentado que a los académicos les resultó demasiado impactante la primera escena de la película, la violación que sufre la protagonista, y esto ha jugado en su contra. Pero ¿es ésta una razón suficiente para dejar fuera de las candidaturas a uno de los filmes más premiados este año? 

Esta es la lista de nueve títulos candidatos al Oscar, entre los que parte como favorita, tras arrasar en los Premios del Cine Europeo y cosechar galardones en numerosos festivales, la película alemana:


Tanna (Bentley Dean y Martin Butler, 2015), Australia

Solo el fin del mundo (Xavier Dolan, 2016), Canadá
Land of mine (Martin Zandvliet, 2015), Dinamarca
Toni Erdmann (Maren Ade, 2016), Alemania
El viajante (Asghar Farhadi, 2016), Irán
The king's choice (Erik Poppe, 2016), Noruega
Ray (Paradise) (Andrey Konchalovskiy, 2016), Rusia
A man called Ove (Hannes Holm, 2015), Suecia
La vida de Calabacín (Claude Barras, 2016), Suiza