27 diciembre, 2016

Oscar 2017: Shortlist Películas Extranjeras

La categoría de Película Extranjera suele venir precedida de ciertas polémicas en torno al proceso de selección. Este año han vuelto las críticas a la idoneidad de este procedimiento, teniendo en cuenta que se han quedado fuera de la preselección algunas películas tan reconocidas como la chilena Neruda (Pablo Larraín, 2016), la rumana Sieranevada (Cristi Puig, 2016) o la española Julieta (Pedro Almodóvar, 2016), que aunque en nuestro país ha pasado algo desapercibida, en el extranjero ha sido recibida como uno de los mejores estrenos del cineasta manchego. 

Pero sobre todo ha sorprendido la ausencia de la francesa Elle (Paul Verhoeven, 2016), una de las favoritas para entrar en la lista de nominaciones, lo cual no le resta méritos a Isabelle Huppert para una posible nominación como Mejor Actriz. Según algunas revelaciones hechas por miembros de la Academia pudo jugar en su contra el comienzo de la película, con la violación que sufre la protagonista, y en general la sensación que tenían muchos votantes de que se trata de una macabra comedia sobre la aceptación de la violación, algo que Isabelle Huppert se ha encargado de negar en numerosas entrevistas durante la precampaña de los Oscar. 

También es cierto que Paul Verhoeven envió el guión a numerosas actrices de Hollywood que rechazaron el papel, por lo que finalmente se vio obligado a realizarla en Francia. Quizás esa era una anticipación de lo que finalmente pasaría.    

Pero, ¿cómo elige la Academia de Hollywood la lista de finalistas a los Oscar entre las 85 películas presentadas este año? 

El Comité de Películas Extranjeras está presidido por el productor Mark Johnson, responsable de series como Breaking bad (AMC, 2008-2013) y su spin off Better call Saul (AMC, 2015-) o Rectify (Sundance Channel, 2013-2016), y un ferviente defensor del apoyo de la Academia al cine hecho fuera de los Estados Unidos. El proceso de selección comienza con los visionados de películas que se llevan a cabo hasta mediados de diciembre por parte de unos 300 miembros de la Academia de Hollywood. Ni qué decir tiene que, puesto que deben ver un buen número de películas, la mayor parte de estos miembros está obligado a tener el suficiente tiempo para llevar a cabo las votaciones, y por lo tanto el perfil de éstos suele ser el de artistas o técnicos ya retirados. 

En todo caso, tampoco tienen que ver todas las películas, ya que a cada uno de los miembros presentados se les asigna uno de cuatro grupos que se reparten para votar sólo una parte de las películas. Aproximadamente son entre 13 y 15 los filmes los que cada uno de los académicos está obligado a ver y votar. De estas votaciones salen finalmente seis de las nueve películas que formarán la lista de preseleccionadas a los Oscar. 

El Comité se reserva tres opciones para completar la lista. ¿Por qué? Simplemente, parece que Mark Johnson no se fía demasiado de la capacidad de los miembros de la Academia para incluir aquellos títulos más relevantes. Razón no le falta, porque el año pasado la ganadora del Oscar, El hijo de Saúl (László Nemes, 2015) fue una de las tres películas que no fue elegida en primera instancia y finalmente fue incluida por el Comité en su lista adicional. Este grupo está formado por 20 miembros seleccionados por el propio Mark Johnson. El problema se plantea cuando algunos académicos han comentado que estas tres películas se reservan a títulos acordes con los gustos personales del presidente, y que los miembros en realidad tienen poca capacidad de elección. 

Este año por ejemplo, antes de que se publicara la lista de nueve películas, muchos ya tenían claro que la gran favorita, la alemana Toni Erdmann (Maren Ade, 2016), iba a estar entre las preseleccionadas, porque si no la elegían los 300 votantes, el Comité la incluiría, no solo por su casi unánime buen recibimiento crítico, sino también por el respaldo de la Academia de Cine Europeo, que le concedió sus cinco premios principales en una ceremonia celebrada el 10 de diciembre, dos días antes de que se cerraran las votaciones para seleccionar la shortlist. Curiosamente, en el Festival de Cannes la película se fue de vacío, mientras que uno de los títulos más controvertidos que forman parte de los preseleccionados, el excesivo drama canadiense Solo en el fin del mundo (Xavier Dolan, 2016), se llevó el Gran Premio del Jurado, formado por algunos miembros de la Academia de Hollywood como el director George Miller o los actores Kirsten Dunst y Donald Sutherland. Sin embargo, la película de Xavier Dolan fue recibida con encontradas opiniones por parte de la crítica.

Quizás el filme de Maren Ade hubiera logrado mejores resultados en la Berlinale, un festival mucho más heterogéneo y en el que hubiera jugado en casa, pero el embarazo de la directora le impidió tener la película lista para el mes de febrero. Toni Erdmann es una excelente comedia donde el absurdo se da la mano con el drama, y de hecho, Miren Ade reconoce influencias del cine de Andy Kaufman  en la construcción de los personajes.   

El complicado proceso de preselección se cierra con estas nueve películas, que finalmente van a ser  visionadas por 30 personas, divididas en tres grupos: 10 en Nueva York, 10 en Los Angeles y 10 en Londres, que serán los que finalmente elijan las cinco nominadas. El año pasado, por ejemplo, formaron parte de estos grupos nombres tan destacados como Meryl Streep, Jesse Eisenberg, Hugh Grant o el dramaturgo Richard LaGravenese. 

Cada año hay títulos que se "cuelan" entre las candidatas sin que parezcan tener grandes posibilidades en un principio, lo cual no quiere decir que no sean películas destacables. En esta edición encontramos algunas sorpresas como la australiana Tanna (Martin Butler y Bentley Dean, 2015), una hermosa historia de amor protagonizada por miembros de una tribu aborigen que hablan la lengua Nauvhal, con música de Antony Partos y Lisa Gerrard, y que forma parte de esa cuota de cine indígena que parece formar parte de la lista de películas extranjeras en los últimos años (la edición pasado fue la colombiana El abrazo de la serpiente (Ciro Guerra, 2015)). 



También ha sorprendido la inclusión de una película de animación, la suiza La vida de Calabacín (Claude Barras, 2016), lo que podría restarle posibilidades en la categoría de Película de Animación. Teniendo en cuenta la lista de películas que se han quedado fuera, y a pesar de que su historia tiene una lectura más adulta, relacionada con los traumas infantiles, es difícil pensar que vaya a formar parte de las cinco nominadas al Oscar. 

La cuota de cine en torno al Holocausto la pone el intenso y poético drama ruso Paradise (Andrei Konchalovsky, 2016), que viene precedido por el León de Plata al Mejor Director que recibió en el Festival de Venecia. 

Más previsibles han sido la inclusión de títulos que ya estaban entre los favoritos, como la última película del iraní Asghar Farhadi que ganó el Oscar por Nader y Simin, una separación (Asghar Farhadi, 2011) y este año presenta otra historia sobre relaciones de pareja, basada en la obra teatral Muerte de un viajante (Arthur Miller, 1949), trasladada al difícil contexto social y político de su país.

Y, frente, a la ausencia de cine latinoamericano este año entre las candidatas al Oscar a Mejor Película Extranjera, sorprende la presencia notable de los países nórdicos, nada menos que con tres representantes: el contundente drama bélico danés Land of mine (Martin Zandvliet, 2015), que recibió tres premios del Cine Europeo, la amable y negra comedia sueca Un hombre llamado Ove (Hannes Holm, 2015) y el drama de época noruego The King's choice (Erik Poppe, 2016).  



El 24 de enero se darán a conocer las cinco películas nominadas, que formarán parte del proceso de votación general entre todos los miembros de la Academia de Hollywood. Algunas de ellas parecen claras favoritas, y aunque todo apunta a que el Oscar podría ir para Alemania, en categorías como ésta no hay que descartar sorpresas de última hora. 

Shortlist de Películas Extranjeras:


El viajante (Asghar Farhadi, 2016), Irán

La vida de Calabacín (Claude Barras, 2016), Suiza
Land of mine (Bajo la arena) (Martin Zandvliet, 2015), Dinamarca
Paradise (Rai) (Andrei Konchalovski, 2016), Rusia
Solo el fin del mundo (Xavier Dolan, 2016), Canadá
Tanna (Bentley Dean y Martin Butler, 2015), Australia
The King's choice (Erik Poppe, 2016), Noruega
Toni Erdmann (Maren Ade, 2016), Alemania
Un hombre llamado Ove (Hannes Holm, 2015), Suecia






Solo el fin del mundo se estrena el 6 de enero

Toni Erdmann se estrena el 20 de enero
Land of mine (Bajo la arena) se estrena el 17 de febrero
La vida de Calabacín se estrena el 24 de febrero
El viajante se estrena el 3 de marzo