03 febrero, 2017

Las series que nos trae el frío nórdico

Cada año prácticamente nos acercamos a parte de la producción más interesante que nos llega desde los países nórdicos. Y ésta, aprovechando la ola de frío que nos ha acompañado estas semanas, es una buena ocasión para volver nuestra mirada a las series producidas en países en los que, sobre todo, se manejan perfectamente con las tramas policíacas y de misterio, especialmente aquellas que conectan con tradiciones ancestrales que, de una forma u otra, se introducen en la vida diaria de los protagonistas. El regreso de nuevas temporadas de series que ya cosecharon el año pasado un importante éxito también forma de este nuevo repaso a las producciones realizadas en los países escandinavos.

Frikjent (Absuelto) (2015-)
Anna Bache-Wiig, Siv Rajendram Eliassen para TV2
Noruega

Esta exitosa producción noruega llegaba en su segunda temporada en el mes de octubre de 2016, y se emitía hasta diciembre. La historia, que había dejado abiertas las posibilidades nuevamente en cuanto a la identidad del asesino por cuya culpa fue encarcelado un joven, se centra ahora más en los entramados familiares de la localidad de Sogn og Fjordane, un paraje espectacular rodeado de fiordos que se convierte en un auténtico protagonista de este acoso psicológico que sufre el protagonista. La primera temporada tenía interés, además de por su propia trama de investigación en torno a un falso culpable, una subtrama que nos acercaba a los oscuros negocios empresariales relacionados con las nuevas tecnologías. En este sentido, la segunda temporada pierde esta subtrama y se centra más en la historia principal, y ahí pierde algo de interés, porque acaba siendo una especie de melodrama en torno a las relaciones entre los habitantes de un pequeño pueblo que, si bien mantiene su eficacia (especialmente con un final espectacular y abierto a una tercera temporada), resulta algo decepcionante en su desarrollo. En todo caso, se trata de una serie realizada con esa profesionalidad a la que nos tiene acostumbrados la televisión noruega, y con paisajes de gran belleza.



Bedrag (2016-)
Jeppe Gjervig Gram, Jannik Tai Mosholt, Anders August para DR
Dinamarca

También se ha estrenado recientemente la segunda temporada de esta producción de la televisión pública danesa que se centra en una interesante trama en torno a los oscuros negocios para hacerse con el control de las energías renovables. Aunque la primera se cerró con consistencia, en esta segunda temporada que también se estreno en octubre, regresan algunos de los personajes principales para introducirnos ahora en los vericuetos bancarios que provocan la crisis en empresas pequeñas para su propio beneficio. La serie mantiene el vigor de la primera parte, y aquí si cabe resulta aún más clara y concisa, lo cual se agradece cuando se está hablando de argumentos económicos. Junto a Billions (Showtime, 2016), es uno de los más inteligentes acercamientos al mundo financiero que se es estrenó en televisión durante el año pasado. Sin duda alguna, la calidad de la serie está marcada por sus buenos guiones, de los que son autores, entre otros, Jeppe Gjervig Gram, uno de los guionistas de la mítica serie política Borgen (DR, 2010-2013) y Anders August, hijo del director Bille August y nominado a un Oscar por su cortometraje The pig (Anders August, 2009).



Nobel (2016)
Per-Olav Sørensen para NRK
Noruega

Para muchos, La batalla del agua pesada (NRK, 2015) es una de las mejores series bélicas que se han realizado en la televisión mundial, a la altura de grandes producciones norteamericanas como Hermanos de sangre (HBO, 2001) o The Pacific (HBO, 2010), Tras el éxito de aquella, su creador y director, Per-Olav Sørensen, se embarcó en la producción de una de las producciones más esperadas del año, estrenada en su país en el mes de octubre. Nobel nos acerca ahora a la participación de Noruega en la guerra de Afganistán para contarnos una trama que mezcla la política y el crimen de estado y que, aunque no ha terminado de gustar a todos, construye una espléndida historia de traiciones e hipocresía en una sociedad aparentemente estática que se presenta como la parte más interesante. Es cierto que quizás, en su intento de plantear una producción ambiciosa (el éxito de su anterior serie sin duda ha supuesto una presión añadida), la historia se difumina a veces en subtramas que ralentizándose el desarrollo de la historia principal. Pero cuando la serie encuentra su sitio y se centra, nos encontramos ante una soberbia construcción argumental dirigida con talento. En cierto modo, nos recuerda a las mejores temporadas de series como Homeland (Showtime, 2011), en ese preciso, y nada complaciente, acercamiento a las sórdidas maniobras de política internacional que acaban desembocando en intervenciones militares cuyas verdaderas razones son más que dudosas.



Midnattsol (2016)
Måns Mårlind, Björn Stein para SVT/Canal + 
Suecia-Francia

La televisión pública sueca y el canal privado francés Canal + se han unido para producir este thriller de ocho episodios que se estrenó también en el mes de octubre. Creada por los responsables del éxito policial Bron (El puente) (SVT, 2011-) y su versión norteamericana, The bridge (FX, 2013-2014), Midnight Sun plantea una investigación en torno a varios asesinatos que se producen en el idílico paisaje de la ciudad de Kiruna, en Suecia, tomando como base los hechos reales que llevaron a desplazar literalmente una ciudad entera unos 3 kilómetros para poder seguir explotando los recursos mineros del subsuelo. Planteada como una buddy movie entre un fiscal sueco y una investigadora francesa, se desarrolla con interés a lo largo de sus episodios, usando también como interesante trasfondo las tradiciones del pueblo indígena Sami, que habitan en algunas regiones de Noruega, Finlandia y Suecia. De esta forma, nos encontramos ante un thriller que está a la altura de Bron en cuanto a su concepto argumental, y que cuenta además con intervenciones especiales de destacados actores como el francés Olivier Gourmet o el sueco Peter Stormare que, aunque mantiene su carrera en Hollywood, ha regresado a su país natal para intervenir en series como Black widows (TV3, 2016-) o la decepcionante comedia Swedish dicks (Viaplay, 2016-).



Skam (2015-)
Julie Andem para NRK
Noruega

Que una televisión pública tenga proponga una serie de adolescentes en la que se habla de forma tan clara sobre las preocupaciones de los jóvenes noruegos, sin escatimar referencias al sexo y las drogas, resulta sorprendente y posiblemente sería difícil de encontrar en nuestro país. Creada por Julie Andem, estamos ante uno de los mejores retratos que se han escrito en muchos años sobre la vida de unos adolescentes en un instituto público. A lo largo de las tres temporadas que se viene emitiendo, Sam se acerca a temáticas tan complejas como el abuso sexual, las drogas o la homosexualidad para ofrecernos un retrato certero y sin tapujos de la juventud actual (el trailer de la tercera temporada no puede ser más provocativo). La serie es todo un fenómeno en su país, Noruega, y plantea además una interesante realidad paralela en internet a lo largo de cada semana, en la que las diferentes escenas se pueden ver en tiempo real; es decir, si dos personajes están hablando un martes a las 9:30 h. de la mañana, la escena se emite en internet el martes a las 9:30 h. Al final de la semana, todas las escenas se juntan en un solo episodio que se emite completo tanto en internet como en televisión. Aunque los protagonistas siempre son los mismos, uno de los personajes toma protagonismo cada temporada, planteando una temática diferente relacionada con su historia personal. Tal éxito ha tenido la serie que incluso ha sido récord de visionados en las emisiones en streaming de la cadena de televisión, y aunque hubo numerosas peticiones para que se emitieran los episodios con subtítulos en inglés, NRK se negó por un problema de derechos de autor de las canciones que suenan en la serie (muchas de ellas éxitos internacionales). La cuarta temporada de Skam se estrena esta primavera, aunque la estrategia de NRK es no anunciar la fecha hasta que la primera escena no se emita en internet.



Valkyrien (2017-)
Erik Richter Strand para NRK
Noruega

También producida por NRK, este thriller de trasfondo conspiratorio ha sido una de las series que ha obtenido ayuda del Nordisk Film Fund. Centrada en una trama que tiene como protagonista a un médico que construye un centro médico ilegal en una estación abandonada del metro de Oslo, para tratar de encontrar la cura a una extraña enfermedad que sufre su esposa, la serie se desarrolla con elementos de conspiración, thriller y misterio que avanza con interés, aunque hasta la mitad de la temporada no encuentra realmente su tono. Estrenada en Noruega el 1 de enero, ha sido un éxito destacado, con más de 800.000 espectadores, pero conforme se ha ido desarrollando la temporada ha perdido el interés de la audiencia, llegando a estar hasta 300.000 espectadores por debajo de su primer episodio. Entre sus guionistas se encuentra Lars Gudmestad, responsable del éxito internacional Headhunters (Morten Tyldum, 2011), y Erik Richter, director de otro de los éxitos recientes de la televisión noruega, la serie Okkupert (TV2, 2015).



Svartsjön
Ulf Kvensler, Jonathan Sjöberg, David Berron para Viaplay y TV3
Suecia

La principal plataforma digital en Suecia es Viaplay que, como la mayor parte de las plataformas de este típico, se ha pasado a la producción en los últimos años, especialmente en la creación de series de televisión. Compitiendo directamente en los países nórdicos con Netflix y HBO Nordic, estando en número de suscriptores por debajo de la primera y por encima de la segunda, Viaplay lanzó en 2016 su primera producción televisiva, la serie Swedish dicks (Viaplay, 2016-), una comedia poco lograda en torno a dos investigadores suecos en Los Angeles. Svartsjön, conocida en el mercado internacional como Black Lake, es su nueva incursión en la producción, y se enfoca ahora en el género del thriller de misterio en torno a extraños sucesos que tienen lugar en un centro de esquí abandonado que quiere reabrir el protagonista. La historia no es original, con un grupo de amigos sometidos a violentos ataques relacionados con hechos que tuvieron lugar en el pasado, y recuerda en algunos momentos al gélido planteamiento terrorífico de La cosa (John Carpenter, 1982), pero sin llegar a encontrar esa sensación claustrofóbica necesaria ara atraparnos en la trama. La serie se estrenó el pasado mes de octubre en Viaplay, y cuenta entre sus protagonistas con el popular actor sueco Filip Berg, al que hemos visto en la película nominada al Oscar Un hombre llamado Ove (Hannes Holm, 2015) y al joven Odin Waage, uno de los protagonistas de la miniserie Eyewitness (NRK, 2016).



Saknad
Colin Nutley para SVT
Suecia

El británico Colin Nutley es un veterano realizador que viene trabajando en Suecia desde los años ochenta. De hecho, este thriller policial es su última incursión en la televisión después de un largo período de ausencia dedicado al cine, con películas de éxito principalmente local, pero que le han permitido tener un nombre destacado en la producción cinematográfica del país. Su regreso, sin embargo, no ha sido especialmente bien recibido por la crítica, y ciertamente la serie, que tiene momentos de interés, se confunde desde el primer episodio en una serie de tramas paralelas que no terminan de ajustarse bien con la historia principal, ya de por sí algo confusa. Entre los puntos de interés se encuentra la participación de la conocida actriz sueca Helena Bergström, toda una institución en el cine y el teatro de Suecia, que aquí incorpora a una veterana investigadora que regresa a un pequeño pueblo para tratar de resolver el misterioso suicidio de una joven y la desaparición de otra. Con cierta tendencia a la improvisación en la construcción de las escenas, tampoco ayuda especialmente la constante superposición de diálogos entre diferentes personajes, lo que acaba por provocar escenas confusas y "sucias" desde el punto de vista narrativo. Ha sido uno de los estrenos principales de la cadena de televisión SVT, que emitió el primero de sus cinco episodios el 1 de enero, pero no ha cosechado el éxito de audiencia que se esperaba.






Frikjent (Absuelto) se puede ver en Movistar+