14 abril, 2016

Cine y gastronomía (1ª Parte)

La relación entre cine y gastronomía no es reciente. Y tampoco es difícil encontrar listados de películas que han tenido como tema principal la comida o el mundo de la alta cocina. La proliferación de ciclos dedicados a títulos que unen estas dos disciplinas en los festivales más destacados, es una muestra de cómo el interés sigue creciendo. Es el caso de Culinary Zinema en el Festival de San Sebastián, que conecta con la misma propuesta en el Festival de Berlín, o el Gastroweekend del Festival de Málaga. Está claro que el tema gastronómico sigue despertando curiosidad, como demuestran los recientes datos de audiencia del especial Superalimentos en Antena3, que consiguió ser líder el 28 de marzo (14.7% de share), por encima de competidores tan fuertes como las series Chiringuito de Pepe (2014-) y El Ministerio del tiempo (2015-) o de la película El chef, la receta de la felicidad (2012), de Daniel Cohen, que situó a la cadena FDF como segunda temática más vista (3.3%) el 2 de abril. En este post vamos a hacer un repaso de algunos títulos (de cine y televisión) que últimamente han desarrollado esta no siempre fructífera relación entre cine y comida.

Burnt (2015), de John Wells

Aún inédita en nuestro país a pesar de su cabecera de cartel, quizás por haber sido un fracaso en Estados Unidos, esta película nos introduce, con menos firmeza de la que sería deseable, en el mundo de la alta cocina. Un chef retirado voluntariamente regresa al mundo de la gastronomía obsesionado con conseguir una estrella Michelin (la espada de Damocles de muchos cocineros). El chef (el talento) es norteamericano, por supuesto, pero su vuelta se produce en París (el telón de fondo), contraponiendo así el temperamento natural con la técnica despersonalizada. Como decíamos, el plantel de actores es destacado, encabezado por Bradley Cooper, Sienna Miller, la oscarizada Alicia Vikander, Emma Thompson, Daniel Brühl y Omar Sy, aunque tampoco puede hacer mucho por salvar un guión lleno de tópicos en torno al mundo de la alta cocina, que deambula por una narración que no termina de definirse entre la comedia y el drama de superación. Y cuyo ritmo va en zozobra constante, que lo mismo capta nuestra atención que nos abandona al sopor. En el terreno gastronómico aporta poco y resulta escasamente interesante la relación del protagonista con su antagonista, interpretado aquí por Matthew Rhys, excelente actor al que conocemos de la serie The americans (2013-). Como curiosidad, la película está producida por el chef Gordon Ramsay, conocido por sus formatos televisivos Pesadilla en la cocina (2005-) y Masterchef (2010-) que también ha actuado como asesor gastronómico.



For Grace (2015), de Kevin Pang y Mark Helenowski

Las producciones documentales en torno a las experiencias vitales y profesionales de diversos chefs suelen ser las más habituales en este subgénero. Se trata, en la mayor parte de los casos, de ofrecer una visión personal del sacrificio diario que supone convertirse en un cocinero de éxito, muchos de ellos responsables de restaurantes con estrellas Michelin. Es el caso de este reciente documental, que se centra en la figura del chef norteamericano Curtis Duffy, al que acompañamos en su primera aventura como dueño de su propio restaurante, Grace, el único de Chicago que cuenta con 3 estrellas Michelin junto al prestigioso Alinea de Grant Achatz. Como personaje protagonista, Curtis Duffy tiene todos los elementos para construir una buena narración, proveniente de una familia sin recursos económicos, maltratado por su padres en la infancia y con una tragedia familiar como bagaje personal que resulta impactante. Pero en cierto modo, el documental se dedica más a indagar en estos aspectos personales del protagonista que en ofrecernos realmente su relación con el mundo gastronómico. Solo en pinceladas concretas (el rechazo de su mentor, Charles Trotter, la descripción del trágico desenlace del secuestro de su madre) encontramos momentos que nos acercan al cocinero en su faceta más íntima. Pero la propuesta que nos plantean los directores camina por sendas convencionales en cuanto a estructura, y consigue atraparnos a ratos, especialmente en las escenas de preparación y diseño del nuevo restaurante.   



The trip to Italy (2014), de Michael Winterbottom

En el año 2010, el director británico rodó la serie The trip (2010), un viaje protagonizado por dos actores cómicos, Steven Coogan y Rob Brydon quienes, retomando sus personajes de la película Tristram Shandy: A cock and a bull story (2005), recorrían diversos restaurantes de la campiña inglesa con la excusa de una supuesta serie de reportajes para el dominical del periódico The Observer. Estrenada en la BBC, la serie se editó en forma de largometraje para su distribución internacional. Sin apenas historia, y ni siquiera firmada por un guionista, se trataba de acompañar a estos dos actores en sus diálogos improvisados mientras degustaban las excelencias de los restaurantes del Distrito de Los Lagos, al Norte de Inglaterra. Las buenas críticas hicieron que en 2014 la BBC estrenara una segunda temporada de la serie, también distribuida en el resto del mundo como película. Este mes llega a nuestras pantallas Viaje a Italia (2014), en la que los actores reciben el encargo de comentar seis restaurantes de la campiña italiana. Sin duda, la personalidad carismática de los protagonistas sigue siendo el principal punto de apoyo de la película, mientras que la parte gastronómica en realidad es una mera excusa para sus reflexiones en torno a la vida y sus profesiones, y para dar rienda suelta a su ramillete de imitaciones, ahora asentadas sobre una leve trama escrita por el propio Winterbottom que da pie a la introducción de nuevos personajes. En el aspecto formal, podemos disfrutar de hermosas postales de la campiña y conocer algunos de sus restaurantes más destacados como la Trastorna della Posta y Oliver Glowig (ambos en Roma), el Ristorante Il Riccio (Capri), La Cantina (San Fruttuoso), la Trattoria Albana (Mazzolla) y Relais Blu (Massa Lubrense). Se agradece, eso sí, que Winterbottom, entre diálogo y diálogo, introduzca la cámara en los fogones de estos restaurantes.



Little Forest: Summer/Autumn (2014), de Junichi Mori
Little Forest: Winter/Spring (2015), de Junichi Mori

Esta producción japonesa está basada en el cómic que Daisuke Igarashi publicó entre 2002 y 2005 en torno a una joven que vive sola en una pequeña localidad en mitad del bosque. Cada uno de los capítulos del manga incluía una receta inculcada a la protagonista por su madre. Lo que convertía al manga no solo en una historia que reivindicaba el contacto con la naturaleza sino también en una especie de recetario de platos tradicionales entre las comunidades agrícolas. El director Junichi Mori decidió trasladar el cómic al cine en cuatro películas independientes, cada una dedicada a una estación del año, agrupadas en forma de dos largometrajes estrenados en 2014 (Verano y Otoño) y 2015 (Invierno y Primavera). Ciertamente la historia es anecdótica, sin que realmente veamos evolucionar a la protagonista, pero el interés del director parece más centrado en capturar el espíritu poético y las descripciones gastronómicas del cómic. En este sentido, las películas componen un fresco de gran belleza formal pero de escaso interés narrativo. En la parte del recetario, el director contó con la colaboración de Yuri Nomura, propietaria del prestigioso restaurante Eatrip, situado en Tokio, que practica principalmente una cocina orgánica y estrechamente vinculada a los productos naturales. Los amantes de la gastronomía asiática al margen de los consabidos sushis, sin duda encontrarán un interesante recorrido en estas películas.      



El Xef (2015), de David Miralles

Miniserie de cuatro episodios que pretende descubrirnos los entresijos de la cocina de David Muñoz. El responsable de la producción es David Miralles, de la productora Zanskar, la misma responsable de las series protagonizadas por Jesús Calleja como Planeta Calleja (2014-), en uno de cuyos programas participó el chef, siendo éste el punto de partida para el desarrollo de esta serie. A lo largo de dos años, el equipo ha acompañado a David Muñoz en la evolución de sus diferentes propuestas de negocio: principalmente en los cambios de ubicación de DiverXo y StreetXo, y en la preparación de su desembarco internacional, que comenzará en Londres dentro de tres o cuatro meses, y que ya plantea otras posibilidades en otros países. Lo más interesante del documental es descubrir el sistema de trabajo del cocinero y sus colaboradores, en general mostrado con honestidad, quizás en ocasiones algo importada, mientras por otro lado nos acerca a su personalidad y hace un balance de sus inicios. Algo controvertida es precisamente la opción de dejar a un lado parte de su actual vida personal (quizás por imposición del propio protagonista para evitar el morbo "rosa"), pero no tiene mucho sentido ofrecer un retrato íntimo del chef (sus orígenes, sus viajes, sus preocupaciones, sus sueños...) mientras se obvia (con solo algún leve retazo) una parte fundamental de su actual equilibrio personal. En todo caso, pesa en contra de esa serie documental su estructura formal en paralelo con otras producciones de la cadena, que encorseta la narración. En este sentido, lo que podría haber sido un interesante viaje al interior de la alta cocina se convierte en un sucedáneo de otros programas de Cuatro.    



Chef's table (2014-), de David Gelbe

Netflix ha anunciado hace unas semanas el visto bueno a próximas temporadas de esta serie dedicada a chefs de diversas nacionalidades que han destacado por elaborar una cocina con personalidad propia. A la espera de los dieciséis nuevos episodios que se irán estrenando hasta 2017 y que plantean retratos apasionantes de Grant Achatz, Enrique Olvera, Alain Passard o Alex Atala, es recomendable revisar la primera temporada. El italiano Massimo Bottura, el norteamericano Dan Barber, el argentino Francis Mallmann, la japonesa Niki Nakayama, el neozelandés Ben Shewry y el sueco Magnus Wilson son los protagonistas de los seis episodios. Con una producción cuidada, nos acercamos a algunos de los restaurantes más peculiares del mundo, desde la Patagonia argentina hasta un pequeño pueblo de los fiordos. Chef's table es un espléndido viaje a través de la creación gastronómica, centrada en la filosofía y la forma de entender la cocina de cada uno de sus protagonistas, y aunque realiza el habitual retrato personal, se interesa más por las técnicas, los procesos de trabajo, las reflexiones sobre el mundo de la cocina... En esto la serie acierta plenamente, alejándose de los tópicos y ofreciendo una pincelada maestra de cómo debería ser una producción dedicada al mundo culinario. Es también notable la cuidada selección de los protagonistas de cada capítulo, con fuertes personalidades que los hacen atractivos para el espectador, y con una visión de la gastronomía que va más allá de la simple degustación, planteada más como una forma de vida en torno a la cohesión con la naturaleza (Mallman, Barber), la experimentación (Nakayama, Wilsson) o la conexión con la tradición (Bottura, Shewry). Una serie sin duda imprescindible para acercarse a la gastronomía desde la pasión y la creatividad. 






Viaje a Italia se estrena en cines el 29 de abril
Little Forest se estrenó en el Festival de San Sebastián 2015
El Xef se estrenó en Cuatro 
Chef's table se estrenó en Netflix