06 enero, 2013

El cine de 2012 en 2013

Los primeros meses del año nos ofrecen algunos de los títulos más destacados de la temporada, hasta que llega el Festival de Berlín en febrero y presenta las auténticas novedades que acabarán inspirado la programación de otros festivales durante el resto del año. Repasamos a continuación algunas de las primeras películas, producidas en 2012, que podremos ver en cines a comienzos de año.

Lincoln, de Steven Spielberg
Estreno el 18 de enero

Tras sus dos películas anteriores, que en 2011 dieron lo mejor y lo peor de Steven Spielberg, el director regresa con esta incursión en la figura del presidente más popular que ha tenido los Estados Unidos de América. Ante todo, resulta sorprendente la propuesta elegida, que no es un biopic al uso, sino que se centra exclusivamente en el que es considerado el mayor logro de Abraham Lincoln: la aprobación de la 13ª Enmienda a la Constitución que abolía la esclavitud. La película puede ser discutible en algunos aspectos históricos pero sus dos horas y media pasan sin descanso entre negociaciones y reuniones que, aunque dan al conjunto un cierto aire teatral, están perfectamente narradas por el guionista Tony Kushner (responsable del guión de Munich (2005) y de la colosal serie Angels in America (2004), basada en su propia obra teatral). En cierto modo, recuerda a la miniserie John Adams (2008) en su construcción de los vericuetos políticos de la época. Lincoln habla de la guerra sin que veamos, excepto al comienzo, ninguna escena bélica. Y sobre todo se sostiene en el intenso trabajo de Daniel Day Lewis, de auténtica maestría interpretativa (apoyado por una espléndida Holly Hunter), y en una descriptiva fotografía de claroscuros. 
Banda sonora: John Williams firma la música, como viene siendo habitual, con su sello característico. Aquí más intimista que de costumbre, pero al mismo tiempo con ese aire majestuoso que retrata sin esfuerzo a un presidente cercano y marcial al mismo tiempo. Precisa y hermosa, la banda sonora de John Williams es otro de esos trabajos imprescindibles que nos viene ofreciendo en los últimos años. 



Bestias del Sur salvaje, de Behn Zeitlin
Estreno el 25 de enero

Sin duda, una de las sorpresas de 2012 es esta emocionante pequeña historia que tiene en su protagonista, la niña Quvenzhané Wallis, su mayor virtud. Ganadora del Gran Premio del Jurado y el Premio de Fotografía en Sundance, de la Cámara de Oro en el Festival de Cannes y de más de treinta premios más, Bestias del Sur salvaje es, junto a la holandesa Kauwboy (2012), uno de los retratos sobre la infancia más logrados de los últimos años. Película de debutantes, tiene la capacidad de transmitir esa capacidad de supervivencia en medio de la pobreza que mantienen los protagonistas, en esa Louisiana negra y musical que engrandece a sus habitantes. Y sorprende que esta descripción tan efectiva la haya hecho un neoyorquino blanco como Behn Zeitlin, sin duda uno de los nombres que hay que tener en cuenta de cara a un próximo futuro. Vendida por 2 millones de dólares a Fox Searchlight tras su impresionante éxito en el Festival de Sundance, Bestias del Sur salvaje es una de esas películas que despliegan las emociones del espectador sin caer en forzadas manipulaciones. Y ni qué decir tiene que Hushpuppy es uno de esos personajes que se nos quedan pegados a la retina.
Banda sonora: Obra del propio director junto a su amigo Dan Romer, la música tiene ese sonido sureño "cajun" tan característico de la región de Luisiana, heredero de las canciones de los descendientes de las colonias francesas. Pero destaca también el sonido, sencillo y certero, de los instrumentos de cuerda que reflejan, según el propio director y compositor, "la música que podría tener Hushpuppy en su cabeza".  


El vuelo, de Robert Zemeckis
Estreno el 25 de enero

Tras sus incursiones en el cine de animación sobre actores reales, Robert Zemeckis regresa a los personajes de carne y hueso doce años después del estreno de Náufrago (2000). Largo recorrido que ha llevado al director a través de tres películas que perfeccionaban la creación digital sobre un rodaje convencional. El vuelo tiene como protagonista a un Denzel Washington impecable (se habla de nominación al Oscar) en la piel de piloto de avión convertido en héroe tras salvar la vida de la mayor parte de los pasajeros de un vuelo comercial, pero que tiene que enfrentarse también a su propia negligencia profesional. Una bajada a los infiernos que Zemeckis rueda con ese buen hacer que le caracteriza y Washington borda en ese tipo de personajes dramáticos que tan bien se le dan. Lo mejor de esta larga película de dos horas y media son los primeros 25 minutos, un alarde técnico y de suspense que Robert Zemeckis maneja con precisión. El resto se encuentra a caballo entre el melodrama algo pasado de rosca y el contundente cine de personajes bien tramados por el guionista John Gatins.
Banda sonora: Alan Silvestri vuelve a colaborar con Robert Zemeckis formando uno de esos tándem casi imposibles de imaginar por separado. En esta ocasión opta por una música de recursos sencillos (piano para mostrar la deprimente personalidad del protagonista), un poco en la línea del subrayado cadencioso de Náufrago. No destaca especialmente este trabajo de Alan Silvestri que tiene, de hecho, en su modesta presencia su mayor virtud. 



El atlas de las nubes, de Tom Tywker & Andy Wachowski y Lana Wachowski
Estreno el 22 de febrero

Extraña colaboración entre el cineasta alemán, responsable de títulos como Corre, Lola, corre (1998) o El perfume (2006) y los hermanos Wachowski, algo perdidos tras el descalabro de Speed racer (2008). Los tres, que comparten desde hace tiempo una buena amistad, se embarcan en un ambicioso proyecto (para algunos también pretencioso) que cuenta seis historias que se desarrollan en épocas distintas: 1850, 1933, 1972, 2012, 2130 y 2300. Y que tienen como protagonistas principales a una decena de actores que, tras prótesis y maquillaje, realizan un esfuerzo digno de los grandes: Tom Hanks, Halle Berry, Jim Broadbent, Jim Sturgess, Doona Bae, Ben Whishaw, James D'Arcy, Xun Zhou, Susan Sarandon, Hugh Grant y por supuesto el inmprescindible Hugo Weaving. El atlas de las nubes, a lo largo de sus casi tres horas de duración, tiene defectos de forma y de estilo, narices protésicas que parecen sacadas de una tienda de segunda mano y momentos incluso ridículos. Pero es una película fascinante, con grandes historias (la que tiene lugar en una Corea futurista), y un trabajo interpretativo de quitarse el sombrero. Excesiva y megalómana, tiene una envidiable capacidad para mezclar las historias a través de un trabajo de edición perfecto.
Banda sonora: Como es habitual en el cine de Tom Tykwer, él mismo se encarga de co-escribir la banda sonora junto a sus colaboradores Reinhold Heil y Johnny Klimek. Generalmente da buenos realmente este triángulo musical, pero estamos ante una de sus mejores bandas sonoras. Intensa y espectacular, tiene pasajes de acción espléndidos. Interpretada por la Orquesta Sinfónica y Coro de la ciudad de Leipzig, esta recomendable banda sonora ha conseguido una nominación a los Globos de Oro. 




El chico del periódico (The paperboy), de Lee Daniels
Sin fecha de estreno

El que iba a ser el debut en el cine de Hollywood de Pedro Almodóvar, la adaptación del libro de Peter Dexter, acabó en manos de Lee Daniels, el director de Precious (2010), con el que logró dos Oscar. The paperboy participó en la Sección Oficial del Festival de Cannes, y no obtuvo precisamente buenas críticas, al margen de suscitar cierta polémica por la escena en la que Nicole Kidman orina encima de Zac Efron (que tampoco es ni tan sexual ni tan escandalosa como se nos ha vendido). Con un plantel de actores destacado, que se completa con John Cusack, Matthew McConaughey, Scott Glenn y la cantante Macy Gray (espléndida), la película funciona a ratos en su empeño por ofrecer una sórdida puesta en escena de thriller mezclada con un ramillete de canciones de los setenta. Pero a Lee Daniels se le nota demasiado su intención de querer distinguirse con una propuesta visual ecléctica que acaba resultando confusa y aleatoria.