04 enero, 2011

Las bandas sonoras de 2010

Como resulta inevitable en estos días, hemos echado la vista atrás para recordar algunos de los momentos musicales más destacados del 2010.

Hemos creado nuestra particular playlist en Spotify para rememorar bandas sonoras que durante 2010 hemos escuchado en nuestro programa y que se encuentran entre lo que más nos ha gustado de un año especialmente prolífico para el compositor francés Alexandre Desplat, que con su trabajo en películas tan dispares como El escritor, Tamara Drew, Harry Potter y las reliquias de la muerte o El discurso del rey parece que es capaz de enfrentarse a cualquier proyecto sin perder un ápice de creatividad. Tres de sus trabajos de 2010 están en esta lista. Otro de los nombres que ha conseguido mantener su status con espléndidos trabajos es Hans Zimmer, bien aportando su particular sello al tema principal de la miniserie de HBO The pacific, bien en sus bandas sonoras "en solitario" como Sherlock Holmes y Origen, ésta última parece que bastante firme candidata al Oscar.

Nuestra lista sin embargo comienza con uno de esos momentos musicales que te ponen los vellos de punta. El canadiense Robbie Robertson, componente de la mítica The Band, ha venido colaborando con Martin Scorsese como productor musical en películas como Gangs of New York o Infiltrados, pero su insólita selección de piezas contemporáneas para Shutter island contribuye más que cualquier otro trabajo de composición original, a crear esa atmósfera claustrofóbica que necesitaba la película. Y sorprendente resultaba escuchar en los títulos finales esa sensacional fusión entre la melancólica "On the nature of daylight", de Max Richter y la voz de Dinah Washington en la canción "This bitter earth". 

Otro de los trabajos en los que todos coinciden como más destacados de 2010 es el que ha reunido de nuevo a Trent Reznor y Atticus Ross (Nine Inch Nails) para la película La red social. Pero no queríamos dejarnos atrás a otra magnífica aportación de Atticus Ross, esta vez en solitario, para El libro de Eli. Y ya que estamos, tampoco hay que olvidar al tándem francés Daft Punk, que ha debutado en el cine con una contundente banda sonora para Tron: Legacy que sabe mezclar cierta espectacularidad sinfónica con sus habituales sonoridades electrónicas. 

Otra de esas películas que nos ha sorprendido este año, aunque aún inédita en España, es Metropia, gracias a su impactante concepto de animación y a su absorbente banda sonora, del sueco Krister Linder. Como poco convencionales pero intensas y tremendamente efectivas han sido la utilización de composiciones autónomas de John Adams en la película Yo soy el amor, o esa revisión oscura y electrónica de "El lago de los cisnes" que ha hecho Clint Mansell en Cisne negro.

No podemos olvidarnos de uno de nuestros clásicos, Howard Shore, que este año ha regresado con una impactante banda sonora para la tercera entrega de la serie Crepúsculo: Eclipse, ni de la deliciosa partitura y canciones de El ilusionista, obra del propio director, Sylvain Chomet, ni del sorprendente cambio de registro de A.R. Rahman en 127 horas. Ni tampoco de uno de nuestros compositores más internacionales, Javier Navarrete, gracias a su minimalista y preciosista banda sonora para el drama británico Cracks.

Nuestro programa no solamente se limita a la música de cine, sino también a los videojuegos, la televisión y otras artes audiovisuales. Del primero hemos querido destacar los trabajos de Bill Elm y Woody Jackson para Red Dead Redemption, encabezado por el magnífico tema de Jamie Lidell "Compass", y el originalísimo planteamiento instrumental de Bear McCreary en Dark Void.

En el terreno televisivo nos quedamos con tres momentos: la canción de John Boutté que ha servido como sintonía de la serie Trème, de David Simon (toda una declaración de amor a la música), cuya segunda temporada esperamos impacientes, y dos de las mejores bandas sonoras de miniseries que se han estrenado en 2010: The Pacific, de Geoff Zanelli y Blake Neely, con participación de Hans Zimmer, y Los pilares de la Tierra, de Trevor Morris.

En esta playlist de lo mejor de 2010 son todas las que están, pero no están todas las que son (Spotify no es perfecto). Hay que mencionar en esta lista de ausentes al británico Christian Henson y su trabajo coral para Black death y a los españoles Xavier Capellas, con su potente trabajo para Bruc y Micka Luna, que ha demostrado su versatilidad en sus aportaciones al documental Son&Moon y en la cibernética película Ingrid.