12 agosto, 2010

Música para recrear la Historia más negra

En Primera Fila os presentamos este verano una recopilación de programas monográficos que dedicamos a trabajos concretos o compositores que habitualmente se acercan a nuestro programa. Pero también nos introducimos en sonidos diferentes que provienen de nombres recién incorporados al mundo de la música de cine. Una colección de programas ecléctica que nos introduce en la música más interesante del momento.

La segunda edición de nuestro espacio radiofónico está dedicada a dos jóvenes compositores que han publicado recientemente en Moviescore Media. Por un lado Ilan Eshkari y su partitura para el drama bélico romano Centurión y por otro Christian Henson y la banda sonora de la coproducción europea Black death. Dos trabajos musicales que destacan por su interesante concepción de la música para películas de corte histórico, con la aportación de instrumentaciones originales que nos acercan a dos de las composiciones más destacadas de la temporada. 

Al británico Ilan Eshkeri le conocíamos por sus interesantes trabajos para Stardust y La joven Victoria, dos aportaciones que se acercan también al terreno histórico-fantástico. Este londinense ha colaborado con compositores como Edward Shearmur y Michael Kamen, y también se ha acercado recientemente a películas de corte más contemporáneo, como Kick ass. Su trabajo para Centurión, una película que se centra en un grupo de soldados romanos que logran sobrevivir a la batalla más cruenta que vivieron los centuriones de la Legión 9ª en la antigua Bretaña, tiene la espectacularidad que se requiere en este tipo de bandas sonoras, introduciendo elementos de música antigua como cantos célticos, bien acoplados con el sinfonismo interpretado por la London Metropolitan Orchestra. Una partitura de ejecución perfecta que resalta las principales cualidades de una película entretenida, con cierta tendencia a la sanguinolencia y a las decapitaciones pero que consigue mantener el interés con una trama de aventuras un poco pasada de rosca, pero de gran efectividad. 

Por su parte, Christian Henson, del que Moviescore Media ya ha publicado otras bandas sonoras, nos presenta Black death, creación musical para una coproducción europea que se desarrolla en la época de la peste negra que asoló el continente en el siglo XIV y que dejó tras sí entre un 30% y un 60% de muertos dependiendo del país. Protagonizada por Sean Bean y el joven Eddie Redmayne (al que este verano podemos ver en la adaptación televisiva de la novela de Ken Follett Los pilares de la Tierra), la película no consiguió buenas críticas pero sí se ha destacado la partitura de Christian Henson. Su trabajo se apoya en la utilización de voces como instrumentos principales, y en la ejecución de fragmentos musicales con otros instrumentos contemporáneos (como la guitarra de cuatro cuerdas), pero de los que se extraen sonoridades que recuerdan a la música del siglo XIV. Una partitura oscura y angosta que logra trasladarnos a una época de violencia, creencias religiosas y misterios tenebrosos. Y sin duda uno de los mejores trabajos para el cine de este año. 

Más información sobre el catálogo de Moviescore Media en www.moviescoremedia.com