07 octubre, 2009

Extras

La edición en DVD/Blu-ray de la película "Déjame entrar" ha cubierto las expectativas de ventas con creces. Pero, si en España nos han vendido que la nuestra es una de las ediciones más completas de la película... ¿por qué el material extra es tan mediocre?

La primera semana se agotaron los blu-ray en la Fnac, lo que corrobora la buena recepción que tuvo la película en España, teniendo en cuenta que en países como Alemania o Italia pasó bastante desapercibida. Así, convertido en un título de culto para los amantes del cine fantástico, rebautizado como película de autor por los detractores del cine de vampiros, Déjame entrar se hizo un hueco en la taquilla española y ahora parece que se convertirá también en un éxito en DVD, alimentado además por el adecuado precio del blu-ray (lo cual nos hace preguntarnos: si esta edición puede venderse por 20 €, ¿por qué casi todos los blu-ray se venden por 30 €?). 

Las noticias sobre la edición española a cargo de la distribuidora Karma Films parecían presagiar además una especial atención con el producto. Y en teoría el material extra parecía interesante: escenas eliminadas (nada nuevo), Deconstruyendo la película (reportaje crítico), Videochat (entrevista con el director), Galería de carteles...

Pero lamentablemente da la sensación de que en nuestro país caemos siempre en el mismo problema: buen planteamiento inicial y mediocre resultado final. Que las entrevistas del reportaje crítico estén tan mal grabadas (¿por qué suena Carlos Boyero como si estuviera metido en un agujero?), que el videochat tenga una calidad de imagen más penosa que la que de mi webcam, que la galería de carteles sea tan sosa... acaban convirtiendo el interés primero en una decepción. Lo malo es que uno tiene la impresión de que estos problemas, unidos a la errática selección de comentarios (¿de verdad el director de El orfanato tiene algo que decir sobre esta película?) podrían haberse solucionado poniendo más esmero.

Pero suele ser habitual en las ediciones españolas, repletas de: grabaciones completas de ruedas de prensa interminables, entrevistas en festivales con ruido de fondo, comentarios críticos de comentaristas que no son críticos... Lauren Films llegó a editar una vez algún DVD en el que el principal contenido extra era ¡una entrevista con Antonio Llorens, el dueño de Lauren Films!!

Por supuesto, hay que recomendar la película y merece la pena verla en la calidad que da el blu-ray. Pero hubiéramos quedado más satisfechos si a los espectadores no nos hubieran tomado por tontos.  

P.D. Ya que ninguno de los entrevistados tuvo cojones para decirlo, lo decimos nosotros. Parte de la repercusión que logró Déjame entrar provino de las descargas de internet, que hicieron correr un reguero de comentarios positivos que llevaron a muchos espectadores al cine (y seguramente llevará a muchos a comprar el DVD). Ésta es la prueba de que las descargas por internet a veces provocan el éxito de una película. Pero, claro, admitirlo tocas los huevos.